Blog

¿Dónde puede rebotar la pelota en el pádel?

Como sabrás, el pádel es un deporte estratégico que se juega en una pista rodeada de paredes, donde la pelota puede rebotar en diferentes áreas. En este artículo, te contaremos con claridad en qué lugares de la cancha está permitido que la pelota de pádel rebote.

El suelo

El primer lugar donde la pelota puede (y debe) rebotar es en el suelo de la pista. Las reglas indican que tras cada golpe, sólo puede rebotar una vez en cada lado de la cancha. 

Las paredes de cristal o muros

Las paredes de cristal o los muros son una característica distintiva del pádel. Son parte importante del juego pues aquí es donde se llevan a cabo muchos de los intercambios emocionantes.

 

Siempre y cuando la pelota bote primero y una vez en el piso, la pelota puede después rebotar en las paredes todas las veces que sean necesarias, sin ningún tipo de restricción. Sin embargo, en la práctica lo común es que no rebote más de dos veces.

 

Puedes utilizar las paredes de cristal para hacer golpes estratégicos, como el globo o el rebote lateral, aprovechando el ángulo y la altura para devolver la pelota al área rival.

Pista de pádel

Las rejas

Las rejas metálicas son otra área importante donde la pelota puede rebotar en el pádel. Estas rejas se encuentran en los laterales cerca de la red. Las puedes identificar de negro en la imagen de arriba.

 

Es importante mencionar que exclusivamente para el saque, la pelota no podrá rebotar en la reja, pues se considerará un mal saque. Sin embargo, si la pelota rebota en el cristal o en el muro, el saque será totalmente válido.

 

Después del saque, cuando la pelota ya está en juego, las rejas son un área valida para que rebote la pelota, con las mismas reglas que le aplican a las paredes de cristal o muros. O sea que antes del rebote en la reja, siempre tendrá que rebotar en el piso.

 

Los rebotes en las rejas pueden ser más impredecibles y requieren de habilidad y precisión para controlarlos. Aprende a anticiparte a los rebotes en las rejas y a ajustar tus golpes para mantener el juego bajo control.

La red

Si en el saque la pelota toca la red y entra en el área correspondiente del rival, el saque se repetirá tantas veces ocurra esta situación.

 

Después del saque, cuando la pelota ya está en juego, los tiros que peguen en la red y entren en la cancha rival serán validos.

 

El rebote en la red es sumamente impredecible, por lo que es algo que recomendamos evitar. Practica tus golpes para evitar tocar la red y mantener la dirección deseada en tus tiros.

En conclusión, la pelota puede rebotar en diferentes áreas de la pista, incluyendo el suelo, las paredes de cristal, las rejas metálicas, la pared trasera y la red.

 

En otras palabras, la pelota siempre tendrá que rebotar primero y una sola vez en el piso. Después del rebote en el piso, podrá rebotar tantas veces sea necesario en las paredes o en la reja, y sin que vuelva a rebotar en el piso de esa área, tendrá que ser devuelta al área contraria para mantener vivo el juego.

 

Aprender a aprovechar estos rebotes y a anticiparte a ellos es crucial para mejorar tu juego y desarrollar tácticas efectivas. Presta atención a los rebotes de la pelota y practica constantemente para dominar cada aspecto del juego.