Blog

¿Qué pasa si en el pádel la pelota toca la reja?

En este artículo, exploraremos las reglas básicas de los rebotes enfocándonos en la reja, tanto en el saque como cuando la pelota está en juego. Si quieres saber de manera general en dónde puede rebotar la pelota en el pádel, visita este enlace.

 

En primer lugar hay que decir que siempre será necesario que la pelota bote primero en el suelo del campo rival (y sola una vez), tras cada golpeo.

 

Con esta regla en mente, ahora habrá que distinguir dos momentos: el saque, y cuando la pelota ya está en juego.

El saque

Durante el saque, es esencial que la pelota no rebote en la reja después de haber botado en el suelo del campo rival. Si esto ocurre, se considerará un saque malo, lo que significa que deberás repetir el saque si es que fue tu primer servicio.

 

Asegúrate de realizar un saque limpio y evitar que la pelota toque la reja para no perder tu primer servicio, o bien, el punto.

 

Ojo, aquí es importante aclarar que si el saque rebota en el piso y después en el cristal, el saque será totalmente válido.

Reja de pádel

Pelota en juego

Una vez que la pelota está en juego y ha botado en el suelo, se permite que rebote en la reja sin ninguna penalización. Si la pelota toca la reja y tu oponente la devuelve, el punto continúa y el juego sigue en marcha. 

Aprovecha esta situación para recuperar la pelota y seguir presionando a tus oponentes.

En resumidas cuentas, las reglas del pádel son muy claras sobre la pelota que toca la reja. Durante el saque, evitar que la pelota toque la reja es fundamental para un saque válido. Sin embargo, una vez que la pelota está en juego, se permite que rebote en la reja sin ninguna penalización.

 

Aprovecha estas situaciones para utilizar estrategias defensivas y ofensivas, así como para mejorar tu control y precisión en cada golpe. Esperamos que este artículo haya resuelto tu duda, y si tienes cualquier comentario ¡Escríbenos aquí abajo!