Blog

¿Qué significa la K en las palas de pádel?

La K en las palas de pádel hace referencia a la cantidad de hilos de fibra de carbono que contiene. En otras palabras, la «K» se refiere a «kilos» que a su vez hace referencia al número “1,000”, el cual representa el número de hilos de carbono utilizados en la construcción de la pala.

 

Por ejemplo, una pala de pádel con carbono 3K significa que está compuesto por 3,000 hilos de carbono por pulgada cuadrada. Mientras que una pala de carbono 12K significa que está compuesto por 12,000 hilos de carbono por pulgada cuadrada, y así sucesivamente.

 

En el mundo de las palas de pádel, el carbono es un material comúnmente utilizado en las palas de alta gama debido a su resistencia, ligereza, y por su excelente impacto en cada golpeo. Sin embargo, no todas las palas de pádel están hechas del mismo tipo de carbono.

 

A continuación, exploraremos los diferentes tipos de carbono utilizados en las palas de pádel y cómo afectan su rendimiento.

Carbono 1K

El carbono 1K es utilizado en las palas de pádel debido a su combinación de rigidez y ligereza. El «1K» se refiere a un tejido de carbono que contiene 1,000 filamentos por pulgada cuadrada. 

 

Debido a que esta estructura de carbono es la menos rígida, está enfocada principalmente a aquellos jugadores que buscan tener mayor control en el golpeo.

 

Las palas de carbono 1K son apreciadas por jugadores de diferentes niveles por su versatilidad y capacidad para adaptarse a diversos estilos de juego.

Carbono 3K

El carbono 3K es uno de los tipos más comunes de carbono utilizados en las palas de pádel. El carbono 3K está compuesto por 3,000 hilos de carbono por pulgada cuadrada.

 

Este tipo de carbono ofrece un equilibrio entre rigidez y flexibilidad, proporcionando una buena respuesta en los golpes y una sensación de control.

Carbono 12K

El carbono 12K es otro tipo de carbono que se encuentra en algunas palas de pádel de alta gama.

 

El carbono 12K ofrece una mayor rigidez y resistencia en comparación con el carbono 1K y 3K, lo que se traduce en una mayor potencia en los golpes. Este tipo de carbono es ideal para jugadores que buscan una pala con mayor capacidad de generación de potencia.

Pala de pádel carbono 12K

Carbono 18K

El carbono 18K es uno de los tipos de carbono más utilizados en las palas de pádel de alta gama. Con 18,000 hilos de carbono por pulgada cuadrada, el carbono 18K ofrece una rigidez excepcional y una respuesta rápida en los golpes.

 

Las palas fabricadas con carbono 18K suelen ser más ligeras y ofrecen una buena combinación de potencia y control para jugadores más experimentados, proporcionando una experiencia de juego de alto nivel.

Carbono 24K

El carbono 24K es la vanguardia de la tecnología en la fabricación de palas de pádel. Con su tejido de carbono que contiene 24,000 filamentos por pulgada cuadrada, este tipo de carbono ofrece una rigidez excepcional y una resistencia incomparable.

 

Las palas fabricadas con carbono 24K son reconocidas por su capacidad de generar una potencia explosiva en los golpes, proporcionando a los jugadores una experiencia de juego intensa.

 

¿Qué es mejor 1K, 3K, 12K o 18K? Es importante tener en cuenta que la elección del tipo de carbono en una pala de pádel dependerá de las preferencias y el estilo de juego de cada jugador. Algunos jugadores pueden preferir la flexibilidad y el control del carbono 1K o 3K, mientras que otros pueden buscar la potencia y la rigidez del carbono 12K, 18K o 24K.

 

Lo más recomendable es probar diferentes palas con diferentes tipos de carbono para encontrar el equilibrio perfecto que se adapte a tu estilo de juego.